Rosario Espinal arremete contra slogan de Marca País: “es malísimo y no seremos nunca capital del mundo”

0
233

La politóloga Rosario Espinal arremetió contra el eslogan y logo de Marca País diseñado por el Estado dominicano, donde aseguró que es “malísimo”.

“El lema “La república del mundo” es malísimo porque resalta precisamente la palabra que constituye la piedra en el zapato del nombre de este país. Muchos países tienen la palabra república en su nombre formal, pero la quitan para hacerlo más corto, fácil e impactante”; dijo Rosario en su artículo publicado en Hoy bajo el título: “Un país no es una marca”.

Además, dijo que la “ no es “La república del mundo” ni lo será. Por eso, no vale la pena malgastar dinero del pueblo en publicidad promoviendo esa idea”.

Artículo | Un país no es una marca

Por Rosario Espinal

El desarrollo del capitalismo, del mercadeo y la publicidad ha llevado a creer que todo puede convertirse en una mercancía con éxito definida o eficazmente falseada para atraer consumidores o inversionistas.

Así se llegó en décadas recientes a popularizar la idea de que un país puede mercadearse; presentarse como una marca para ser apetecido en distintos tipos de negocios.

¡No!, un país no es una marca, y no lo es porque un país no tiene un conjunto de características claramente definidas para ser mercadeables. Pero, sobre todo, porque un país es una sociedad humana con virtudes y defectos, con diferencias y contradicciones. No es unívoco.

¡Sí!, se puede mercadear la imagen del mar azul para atraer turistas, se puede mercadear también que hay montañas, que hay una zona colonial de impronta española, que hay ritos afro-dominicanos, que se produce cacao y banano orgánico, que es la tierra del merengue y la bachata, etc. Esas son cosas específicas que existen en este país.

Pero poner trazos de la bandera dominicana a un logo no es marca país. Eso apela más al sentimiento patriótico de los dominicanos que a la búsqueda de negocios en el extranjero, que es, a fin de cuentas, lo que hay detrás de eso que se llama marca país.

Los extranjeros no tienen sentimientos patrióticos hacia la República Dominicana ni los tendrán. Les interesa algo específico y transaccional: playas, exportar, importar, invertir, etc. Y en la medida que lo ofrecido en transacciones es de buena calidad, se aseguran mejores negocios.

El nuevo logo de la marca país es problemático no solo por el supuesto plagio, sino porque lo más importante en un logo es que perdure en el tiempo, que concite a través del tiempo una asociación positiva.

Eso hace un logo importante. Lo demás es sensacionalismo publicitario y gastadera innecesaria de dinero.

¿Tenía la República Dominicana un logo anteriormente? No lo sé, nunca lo noté, y si no lo noté, es probable que mucha gente tampoco lo notara. El nuevo logo ha sobresalido por la controversia suscitada del supuesto plagio. Si no, hubiera pasado sin penas ni glorias. Ahora, si van a comenzar de cero, lo mejor es tener un logo menos controversial que se añeje.

El lema “La república del mundo” es malísimo porque resalta precisamente la palabra que constituye la piedra en el zapato del nombre de este país. Muchos países tienen la palabra república en su nombre formal, pero la quitan para hacerlo más corto, fácil e impactante.

El nombre República Dominicana es muy largo, da trabajo pronunciarlo en español y en otros idiomas, y nunca se acuño solo Dominicana, aunque en algunos países latinoamericanos, para simplificar, dicen Dominicana sin mencionar la palabra república, o se refieren al país como obviando así el término república (igual hacen muchos dominicanos).

Los países desarrollan una identidad no por un logo o un lema, sino porque a través del tiempo se les identifica con características y experiencias positivas o negativas, aspirando siempre a que prevalezcan las positivas.

La República Dominicana no es “La república del mundo” ni lo será. Por eso, no vale la pena malgastar dinero del pueblo en publicidad promoviendo esa idea.

No tags for this post.