Joel y Elisa se conocieron en el mismo carro que los mataron; se hicieron fotos de preboda en el auto

0
154

[ad_1]

El futuro de Joel Díaz y Elisa Muñoz apenas empezaba aquel martes 2 de febrero de 2021. Hoy, justamente, hace dos meses de la sesión de fotos preboda de esta pareja que empezaba una vida en conjunto, donde sus sueños, a los cuatro días siguientes, pasarían de la individualidad al trabajo en equipo. 

Toda mujer que se va a casar, disfruta al máximo la llegada de su sesión de fotos, la planea con amor y pasión y en ella se imagina lo feliz que será con esa persona que uno eligió para tener una familia. Se imagina con hijos y con un hogar donde reine la armonía y la paz. Elisa, el día de su sesión preboda estaba risueña, era feliz junto a Joel y quería guardar estos momentos en el baúl de los recuerdos.

Sin embargo, tristemente, lo que ninguno de los dos pensaron fue que a más de un mes de casarse y de dar ese importante paso serían asesinados en manos de la Policía Nacional sin ninguna justificación. 

Listín Diario tuvo una conversación con el fotógrafo de la sesión preboda y de la ceremonia, quien compartió algunas imágenes de este gran día. Muchas de esas fotos reflejan el amor por Dios que sentían ambos jóvenes y algunos versículos de la Biblia, entre ellos “pero el mayor de ellos es el amor” de 1 Corintios 13:13. Esta frase estaba escrita en una cartulina rosada recortada en forma de corazón. 

Otras citas de la Biblia que relucieron en la sesión preboda fueron: “La mujer virtuosa es corona de su marido” y “…Y se unirá a su mujer y serán una sola carne“.

Elisa vestía un t-shirt blanco que decía “Dios me bendijo con él” y el de Joel recitaba “Dios me bendijo con ella”. Detrás, el poloché personalizado tenía una gráfica de cómo ellos se conocieron y no faltaron las fotos de los novios orando y leyendo la Biblia.

El fotógrafo Lizardo Núñez reveló a este medio que Elisa y Joel se conocieron mientras él la transportaba como Uber en el carro en el que fueron asesinados. 

Esos recuerdos del momento en el que uno se cruzó en el camino del otro motivó a Elisa a que pidiera a Lizardo una foto frente al Kia K5 color blanco agarrados de mano, fijando su mirada en los ojos de Joel, con una sonrisa de ternura y de enamoramiento. 

En otra foto, ambos sostienen un cuadro con varias imágenes de ellos mientras eran novios. 

Así se conocieron 

Elisa tenía que salir y su taxista de confianza estaba enfermo. Ella pidió un Uber y Joel fue el conductor que la recogió. Se intercambiaron sus números y justamente, en el t-shirt de la sesión preboda, ella tenía dibujada la ruta que tomó Joel cuando se conocieron. 

“Al final de la sesión, ella me dijo ‘recuerda la foto del carro porque ese fue el instrumento que Dios usó para conocernos’, y tristemente fue el instrumento en el que terminaron perdieron la vida”, lamenta Lizardo con la voz entrecortada. 

Dos ocasiones especiales 

Desde que Elisa contactó a Lizardo para que hiciera sus fotos de la preboda y la boda, se mostró como una persona “dinámica y chévere”. 

“Ella me decía que a su novio no le gustaban las fotos y que cuando ella le comentaba que había sesión y ceremonia, él respondía que para qué tantas fotos y ella me escribía que le recordara a Joel la importancia de guardar ese recuerdo”, confiesa Lizardo. 

Elisa le decía al fotógrafo que debía tratar de hacer sentir a Joel cómodo porque “él es difícil para las fotos”. Por eso, Lizardo lo mantuvo feliz con fotos de muchos besos y abrazos junto a Elisa para que él se sintiera relajado.

Jocosamente, Lizardo y Elisa le explicaban a Joel aquel día que ese era el plan que juntos habían hecho para que él quedara bien en las fotos. 

Aunque a Joel no le gustaban las fotos, accedió y hoy son muchas de esas imágenes las que se comparten para pedir por su muerte. 

Elisa, más allá de cómo la han descrito sus familiares y amigos, era amante de la poesía y en su boda lo hizo saber porque mientras se recitaban los poemas que ella misma escribió, empezaba el desfile de su cortejo. 

Lizardo cuenta entre lágrimas que a él le marcó mucho que esta ceremonia había sido sencilla, pero el amor que denotaba la pareja el uno por el otro y la personalidad de Elisa demostraron lo bonito que iba a ser su matrimonio. 

En la ceremonia de bodas, Elisa recordó una canción que su papá le cantaba cuando ella era pequeña para que creyera y se apoyara en Dios. Antes de comenzar a recitarla sus palabras fueron de agradecimiento, por haberle enseñado el camino de la salvación.

Al día siguiente de la muerte de Joel y Elisa, Lizardo les entregaría su álbum de fotos, que de portada tiene una imagen del día de la boda y con el diseño de una corona de flores con sus nombres “Joel Diaz + Elisa Muñoz”. En la mañana de este viernes, el fotógrafo se dirigía a la funeraria a entregar este detalle a su familia en el funeral de los recién casados.

[ad_2]

Fuente LD

Más leídas
No tags for this post.