La visión de la Cuarta Palabra de Miriam Germán Brito, Eduardo Estrella y Luisín Mejía

0
135


Luisín Mejía y la Cuarta Palabra: ¡Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

El ex presidente del Comité Olímpico Dominicano, Luisín Mejía, planteó que la que se expresa en el país, así como los feminicidios y el descuido frente a la actual crisis sanitaria cobran vigencia frente a la expresión de la palabra pronunciada por Jesús en la cruz, “¡Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

Llamó a las autoridades a no desenfocar su atención en las acciones a tomar con relación a la presente crisis sanitaria y no relajarse frente a la dimensión de una epidemia como la que estamos viviendo.

“Cobra vigencia para un ser humano, y ve que la mujer es su posesión y se incrementan los feminicidios, esa violencia de los feminicidos cobra vigencia, con una frase como esa”, dijo puntualmente el veterano dirigente deportivo.

En seguida, refirió que la frase del Cristo cobra vigencia cuando se abandona a los más desposeídos, a los que están sin el techo, los que deambulan por los mares buscando un horizonte, cruzando fronteras, brincando mallas, tomando yolas; eso es una violencia que toma vigencia en una frase como esta.

Cuarta Palabra: ¡Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

Esta es la cuarta palabra, en lo que se refiere al episodio del Sermón de las Siete Palabras, ¡Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Eli Eli Lama Sabachthani, esta es la expresión en arameo, y esta expresión en arameo que es como primero se conoció en esa época, en esos tiempos, pero esto no se trata de una expresión ni del idioma, porque traducido en todos los idiomas del mundo vendría siendo lo mismo, es una expresión de Jesús en un momento fundamental, en un momento céntrico de su pasión y su muerte.

Para muchos, han visto esto, lo pueden ver y lo verán como un reclamo de Jesús a su Dios, pero nada más incierto que este pensamiento, por igual, algunos podrían establecer que fue un abandono de Dios. ¡No! Dios quiso que Jesús hiciera y cumpliera lo que vino a hacer a la tierra porque Cristo cargó con los pecados que había en la tierra, Cristo Jesús cargó con los pecados, y Dios quiso que eso ocurriera, y cargó con el sufrimiento.

No es que a Cristo el padre lo abandonó, no es que se produjo un acontecimiento y lo dejó sólo, eso además de ser interpretación erróneo, es totalmente impensable, que pensemos que a su hijo Cristo lo abandonó de semejante manera, No esa es la forma que hay que ver como éste Jesús cargó con nuestros pecados, y cumplió con ese sufrimiento , y por eso ésta frase, “ Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?, no es solamente la más impactante de las siete, sino que es la frase que más se menciona en más de un evangelio, porque está citada por el evangelista Mateo, está citada por el evangelista Marcos, y es la frase que inicia el Salmo 22, es el sustento del Salmo 22.



Fuente DL

Más leídas
No tags for this post.