Cancilleres de RD y Haití asumen discusión conflicto del río Masacre

0
30


SD. Los gobiernos de y suspendieron la reunión que tenían programada para este martes, en la que tenían previsto tratar el conflicto generado por la construcción de un canal de riego en territorio haitiano para extraer agua del río Masacre.

La gobernadora de , Rosalba Peña Rodríguez, informó anoche a que la reunión que estaba pautada para tratar el tema referente a la construcción de ese sistema de agua en la zona del río Masacre ya no será realizada debido a que los ministros de Relaciones Exteriores de Haití, Claude Joseph y del país, Roberto Alvarez, asumieron las conversaciones.

“Ahora nos queda esperar el acuerdo al que lleguen ambos cancilleres, quienes ya hicieron un primer contacto en ”, declaró la funcionaria.

La representante del Poder Ejecutivo en esa provincia fronteriza dijo que se mantendrán a la expectativa esperando los resultados de las conversaciones.

La de hoy, sería la reunión número tres con los representantes del gobierno haitiano para tratar el tema.

Se esperaba que en el encuentro las partes técnicas de las dos naciones que comparten la isla tenían programado presentar un informe sobre la factibilidad de la obra.

El río Masacre es un curso de agua natural que ambos países comparten, por lo que desde el Gobierno dominicano han expresado que cualquier proyecto en ese afluente debe ser consensuado.

Mientras, una fuente del gobierno haitiano informó a este medio que el presidente Jovenel Moise había ordenado suspender los trabajos del canal.

Además, agregó que ningún funcionario ni la presidencia haitiana habían autorizado la construcción de la zanja para extraer aguas del río Masacre.

Sobre el canal

Del lado haitiano en esta zona fronteriza hay una zanja cavada de más de un kilómetro de longitud, que se prevé conectar con las aguas del río Masacre como un canal.

Las autoridades haitianas informaron que el objetivo de la obra es utilizar el líquido para irrigar la tierra de vocación agrícola del municipio de Juana Méndez, en Haití.

Abinader optimista

En un encuentro con la prensa en la mañana del lunes, el presidente Abinader aseguró que para solucionar el conflicto “se ejecutarán las leyes y los acuerdos internacionales con el propósito de que no se perjudique a ninguna de las dos naciones”.

“Lo que tengo entendido es que se ha dialogado con las instituciones pertinentes. En este tipo de situaciones se ejecutan las leyes y los acuerdos internacionales para que no perjudique a ninguna de las dos naciones”, señaló el mandatario.

“En ese aspecto estoy seguro de que se buscará una solución que será de conveniencia para ambas partes”, refirió.

La suspendida reunión estaba pautada para las 10:00 de la mañana, en la gobernación de Dajabón.

Participarían técnicos de las dos naciones. El país estaría representado por un equipo del Ministerio de Medio Ambiente y del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi).

Casi terminado

En un recorrido que hizo Diario Libre por la zona fronteriza se pudo constatar la excavación de una zanja de cerca de un kilómetro a la que faltan sólo unos pocos metros para conectar con el afluente. El jefe del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), general de brigada José Durán Ynfante, dijo que se investiga si la obra es una iniciativa del gobierno del vecino país o si proviene del sector privado. Se informó que los planes de cavar canales de riego en la zona se buscaba favorecer a un sector político.

Programa FASE 1 no se extenderá y se acordará una ayuda sectorizada

SD. El presidente anunció que el programa de Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE), en su modalidad 1, cesó el viernes pasado, como estaba previsto.

En su lugar, se acordará con el sector turismo, especialmente el de la costa norte del país, un programa similar para que arrope a los trabajadores que todavía, por la naturaleza de la recuperación económica, siguen afectados por la suspensión de sus contratos.

“No se va a extender de manera nacional”, aclaró Abinader durante un acto oficial.

Explicó que la zona norte del país depende “mucho del mercado canadiense, que no ha abierto” y, por ello, el Gobierno dominicano está en conversaciones con los hoteleros de y Samaná “para ver si podemos hacer un acuerdo especial tipo FASE 1 para esos empleados”.

Al terminar la vigencia del programa FASE 1, indicó Abinader, quedaron unos 38,000 trabajadores suspendidos, la mayoría de ellos del sector turismo.

El programa FASE se implementaba en el país desde abril del pasado año producto de la crisis económica generada por el impacto del , cuando gobernaba el país. En agosto, el presidente Luis Abinader anunció la extensión del programa hasta diciembre y luego al final del 2020, el mandatario prolongó su aplicación hasta el pasado viernes 30 de abril.

A través de FASE 1 se entregaba al trabajador suspendido el equivalente al 70 % de su salario ordinario, siempre que ese porcentaje represente no menos de 5,000 pesos y un máximo de 8,500. Desde su creación, el Gobierno ha destinado RD$47,868 millones para atender a los beneficiarios de todo el programa, tanto los de FASE 1 como el 2.



Fuente DL

No tags for this post.