Mundo: Un médico brasileño, retenido en Egipto por subir un vídeo en el que hace bromas sexuales a una vendedora

0
215

Victor Sorrentino es un médico e influencer que tiene un millón de seguidores en Instagram (ahora la cuenta es privada) y que está de vacaciones en Egipto. Hace unos días compartió un vídeo en el que hacía unas bromas de contenido sexual a una vendedora. Nunca pensó que le saldría muy caro.

Tal y como recoge la BBC, en el vídeo se veía al médico decir: “Realmente te gustan mucho los duros, ¿no? Y los largos también son buenos, ¿no?”, en referencia a unos papiros que la empleada le enseñaba.

El vídeo causó una reacción negativa en su país, , por lo que al día siguiente volvió a la tienda a pedir disculpas a la trabajadora. Pero para su desgracia, activistas y blogueros brasileños tradujeron el vídeo al árabe.

Las imágenes se difundieron por y por los países de habla árabe, incluidas cadenas de televisión como Al Jazeera, Al-Arabiya o las versiones en árabe de BBC y Sky News, despertando una fuerte polémica, hasta el punto de que el pasado día 31, Victor Sorrentino fue detenido por la policía egipcia.

Ahora, Sorrentino está retenido en el país norteafricano, mientras las autoridades egipcias deciden qué hacer con él. Aún no ha sido oficialmente imputado. En un reportaje, la BBC se pregunta por qué el vídeo de Sorrentino ha causado tal revuelo en el mundo árabe.

“Notamos que él probablemente no ha estudiado el país antes de visitarlo, no sabe nada sobre las costumbres aquí”, dice a la BBC Patrícia Oliveira, una brasileña que vive en El Cairo desde hace tres años.

Hay varios factores que influyen en la gravedad del caso. Para los árabes, según la BBC, hablar de sexo en público, incluso con dobles sentidos, y más delante de una mujer es una grave ofensa. Además, Egipto tiene un problema con el acoso sexual: el 83% de las mujeres del país lo han sufrido, un porcentaje que se eleva al 98% en el caso de las residentes extranjeras.

Otro agravante es que la vendedora iba ataviada con un hiyab, Grabar a una mujer con él puesto ya es una falta de respeto, y hacerlo con lenguaje obsceno mucho más. También se ha valorado negativamente en Egipto el hecho de que el doctor brasileño se aprovechara de la que la joven no entendía nada.

Por si fuera poco, Sorrentino cometió otro grave error, esta vez en su segunda visita: tocó a la mujer. Fue para darle la mano, pero en el mundo árabe, tocar a una mujer con la que no estás casado es algo muy mal visto, incluso constitutivo de delito, aun cuando como en este caso, se hiciera con consentimiento.

Sorrentino ha emitido un comunicado en portugués e inglés pidiendo disculpas y mostrándose dispuesto a reparar todo el daño que haya podido causar. Según la prensa egipcia, la vendedora lo ha denunciado.



20 minutos

No tags for this post.