Cinco pequeñas acciones cotidianas que te ayudarán a mejorar tu salud física y mental

0
51


Cuando se trata de mantenerse saludable, perder peso o vivir más tiempo, los grandes objetivos siempre parecen requerir de grandes cambios. Para nadie es un secreto que para conseguir una transformación se requiere de dedicación y paciencia. La mejor opción es abordar los cambios paso a paso para que puedan mantenerse con el paso tiempo.

Ahorra dinero sin sacrificar alimentos.

No tienes que dejar a un lado tus alimentos favoritos, pero que necesites comenzar a plantearte la forma en la que distribuyes las porciones. Puedes comer todo lo que quieras, pero con moderación. Comienza con cosas sencillas como retirar la mitad de la yema de huevo, retirar la piel pollo, usar aceites saludables y reducir tus porciones habituales para acostumbrar tu a consumir menos.

Levántate y mueve tu al menos 5 minutos cada hora.

Si sueles levantarte a las 5 de la mañana y vas al gimnasio durante una hora, pero luego te quedas sentado todo lo que queda día, estás echando a perder los resultados. En caso de que lleves una sedentaria, levántate cada hora a mover tu cuerpo. Veamos algunos ejemplos:

  1. Levántate y gira los hombros y el cuello.
  2. Camina por el pasillo y aprovecha para saludar a un compañero de trabajo.
  3. Usa el baño de otro piso.

También puedes aprovechar oportunidades que aparecen a lo largo día: limpiar algunas habitaciones de casa, camina hacia el supermercado en lugar de ir en coche o usa las escaleras en lugar del elevador.

Consume al menos una comida saludable al día.

Si quieres ir cambiando poco a poco por los alimentos saludables, debes comenzar con al menos una ración de alimentos al día. Opta por cambiar ese pedazo de pizza de la cena por una ensalada sencilla, también es válido agregar una fruta a tu desayuno común. Sustituir una hamburguesa por un platillo saludable reducir el riesgo de muerte por cáncer o enfermedades cardíacas.

Toma 10 minutos de tu día para realizar intervalos de actividad física intensa.

Si no tienes tiempo para entrenar una rutina completa, el entrenamiento por intervalos es una alternativa de ejercicio eficaz y que ahorra tiempo. El sistema consiste en realizar períodos cortos de 30 segundos de actividad de alta intensidad intercalados con períodos de descanso. Un buen ejemplo es pasar de caminar a correr con frecuencia y sin llegar al agotamiento total. Ten en cuenta que el nivel de actividad será diferente para cada persona, también cambiará para ti a medida que tu forma física mejore y puedas llegar más lejos.

Mantén en tu mente estas dos palabras.

Es importante que aprendas a perdonarte a ti mismo después de los momentos de bajón. La autoconversación positiva requiere práctica, pero con el paso tiempo ser amable contigo mismo se convertirá en algo natural. Tus pensamientos deben ser tan positivos como puedan, tu confianza aumentará y tus niveles de estrés disminuirán poco a poco. El camino correcto es dar pasos lentos y constantes hacia el cambio, dándote oportunidad para celebrar las pequeñas victorias.



Fuente AU

Native Ads
Native Ads