Cómo se rige sector crucero en materia de COVID-19 en RD

0
46

[ad_1]

Si durante un viaje por crucero resultas contagiado de COVID-19, al atracar la embarcación deberás someterte a las normas restrictivas que adopte cada país. Este viernes llegó al puerto Taíno Bay en Puerto Plata la embarcación MSC Sea View con 134 tripulantes y 12 pasajeros afectados por el virus.

A estos se le impidió descender de la embarcación por su positividad a la respiratoria, contrario a 55 de los 825 cruceristas que, al dar negativo, se les permitió la salida.

Los viajeros enfermos solicitaron abandonar el país vía aérea debido a su aislamiento y movilidad restringida, esta petición fue rechazada por la Autoridad Portuaria Dominicana, el Ministerio de Pública, el Ministerio de Turismo y la Dirección General de Migración, porque el Protocolo Nacional de Gestión de Riesgo de frente al COVID-19 de Cruceros establece “que todo pasajero que arribó en dicho crucero debía retornar por la misma vía y no podría quedarse en territorio dominicano ni utilizar otro medio de transporte”.

La embarcación que atracó en Puerto Plata a las 7:30 de la mañana terminó zarpando de la isla a las 3:43 de la tarde con la totalidad de sus tripulantes (1,335) y viajeros (980).

El sector Crucero se rige por el Protocolo Nacional de Gestión de Riesgo de frente al COVID-19 del Ministerio de Turismo emitido en octubre de 2021.

En él se establece una serie de normas, recomendaciones y medidas mitigar el impacto de la pandemia del coronavirus.

La compañía debe contar con una evaluación donde se contemple el riesgo de exposición al COVID-19. El barco debe establecer una certificación de salud de buque que servirá como comunicación y seguimiento continuos entre el barco y las autoridades sanitarias.

48 horas antes de la partida y cada 24 horas, una vez se inicie el viaje, la empresa debe remitir este seguimiento a las autoridades de Salud.

los casos donde haya miembros de tripulación vacunados de forma incompleta o no vacunados, el protocolo indica que se deben realizar pruebas rápidas antes del embarque, durante y tras su desembarco al finalizar el crucero.

La compañía debe realizar cuestionarios de pública a los cruceristas antes del embarque, que contendrá información sobre su procedencia, posibles sintomatologías y si han estado en contacto con personas con COVID-19, entre otros.

Ante casos confirmados, se debe aislar a la persona en camarotes de ocupación individual con baño privado y prestarle desde allí los servicios necesarios.

Seguido, el capitán del barco deberá comunicar mediante los certificados de a las autoridades pertinentes: a la Dirección de Cruceros de Ministerio de Turismo o al puerto de escala más cercano, la situación diaria de salud de los tripulantes y cruceristas a bordo.

Todos los gastos (médicos, estadía prolongada o fuera del crucero, alimentación, traslados, por fallecimiento, etc.) generados por el contagio de una persona (crucerista o tripulación), serán responsabilidad de esta o su seguro médico con cobertura COVID-19 válida en República Dominicana.

Desembarque

En caso de desembarque, la tripulación deberá conocer y cumplir con las medidas requeridas por las comunidades locales donde lleguen.

Una vez finalizado el crucero, la tripulación deberá realizarse nuevas pruebas rápidas y tomar las precauciones adicionales proteger a los demás hasta obtener el resultado de esta.

El protocolo instruye a las compañías de cruceros a informar a sus clientes las normas vigentes en el país para que conozcan cuál sería su situación una vez atraque la embarcación.

Por otro lado, recomienda a los pasajeros a no emprender el viaje si están enfermos, si saben que tienen COVID-19 o han estado expueston a personas que padecieron la enfermedad.

Periodista y locutora dominicana.

[ad_2]

Fuente DL

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.