¿Es malo aguantarse las ganas de orinar? Aquí te explicamos lo que sucede y como solucionar el problema

0
177


Las ganas de orinar la vejiga está llena normales, pero a menudo las personas posponen la ida al baño durante muchas horas porque, por ejemplo, están en una reunión o la alternativa es utilizar un baño público. Sin embargo, si este comportamiento se repite en el tiempo, puede consecuencias negativas, sobre todo si la orina resulta estar infectada.

Retener el pis durante mucho tiempo puede provocar infecciones renales con escalofríos, fiebre, dolor de estómago, calambres, dolor al orinar y ansiedad. Pero también hay consecuencias más graves de retener la orina. Veamos las principales.

¿Qué hacer no puedes aguantar el pis? La incontinencia urinaria.

La incontinencia urinaria es un problema que ha ganado popularidad en los últimos años, que consiste en la embarazosa pérdida del control de la orina en cualquier momento del día. Es un problema que puede muchas causas, desde físicas hasta psicosomáticas. Por ejemplo, si no puedes aguantar la orina, puede tratarse de una etapa de gran estrés interno, el cual es sensible y puede desencadenar la perdida de orina con un estímulo involuntario del cuerpo como la tos, el esfuerzo físico o una risa gorda.

En las físicas encontramos los efectos secundarios residuales obtenidos por procesos quirúrgicos como la extirpación del útero, la cistitis, los cálculos o una infección presente en el tracto urinario.

Pero ¿Cómo se puede tratar la incontinencia urinaria?

Aunque no lo parezca a simple vista, la prevención de la incontinencia urinaria es muy difícil. En general, los expertos recomiendan hacer lo posible por llevar un estilo de vida saludable, poner en práctica algunos ejercicios y tratar de hacer alguna actividad física de forma regular o moderada.

Además, la cantidad de agua que se bebe al día también es un factor muy importante. Se recomienda al menos 2 ½ litros de agua al día, evitar el consumo de alcohol, tabaco, y las bebidas que contengan cafeína.

El tratamiento médico para la incontinencia urinaria depende si es grave, frecuente, ocasional y mínima. Los tratamientos en su mayoría necesitan de una combinación de medicamentos, pero si se determina que la causa es una afección subyacente, el profesional médico primero tratará esa afección.

Por último, el médico puede darte algunos tratamientos menos invasivos que útiles para ir tratando el problema y luego pasar a otras opciones si estas técnicas no representan ninguna mejoría en el problema: Anticolinérgicos o alfabloqueadores, los dispositivos médicos, la estimulación eléctrica o las terapias intervencionistas.

Con todas estas alternativas de tratamiento, sin duda es posible tratar y solucionar el problema, pero los resultados dependen de tu disciplina y de la alternativa médica que se emplee.



Fuente AU

Native Ads
Native Ads