Los rusos atacan ciudades cerca de central nuclear

Rusia y Ucrania intercambiaron ayer domingo señalamientos de ataques con cohetes y artillería en las inmediaciones de la central nuclear más grande de Europa, intensificando temores de que los combates puedan provocar una fuga de radiación a gran escala.

La agencia ucraniana de energía atómica retrató ayer una imagen inquietante de la amenaza al publicar un pronóstico de los lugares a donde podría extenderse la radiación de la central nuclear de Zaporiyia, de la cual Rusia tomó el control después del inicio de la guerra.

Durante el fin de semana se registraron ataques, no sólo en las inmediaciones de la central que controla Rusia a lo largo de la ribera izquierda del río Dniéper, sino también de la orilla derecha que se bajo control de Ucrania, incluyendo las ciudades de Nikopol y Marhanets, cada una a unos 10 kilómetros (6 millas) de la instalación.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, dijo ayer domingo que las fuerzas ucranianas habían atacado la planta en dos ocasiones durante las últimas 24 horas, y que los proyectiles cayeron cerca de los edificios de depósito de combustible y radiactivos.

“Un proyectil cayó en la zona de la sexta unidad de potencia, y los otros cinco frente a la estación de bombeo de la sexta unidad, que proporciona refrigeración a este reactor”, dijo Konashenkov, quien añadió que los niveles de radiación eran normales.

El Organismo Internacional de Energía Atómica de la ONU también informó ayer que los niveles de radiación eran normales.



Fuente LD

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.