Abuela “fitness” inspira en redes sociales con su ejemplo: muestra que nunca es tarde para cambiar

Joan MacDonald, una abuela de 76 años en Estados Unidos, se ha convertido en una auténtica inspiración en redes sociales para personas de todas las edades gracias a su estilo de vida fitness.

No obstante, ella no siempre fue así. De hecho, todo comenzó hace casi cinco años atrás cuando su médico le informó que su salud se estaba deteriorando rápidamente. En ese entonces, tenía 70.

A diario tomaba muchas medicinas para controlar presión arterial alta, el colesterol alto y el reflujo ácido. Su doctor le dijo que debía aumentar sus dosis, a menos que diera un giro drástico a su vida.

MacDonald, quien estaba harta de las píldoras y sentirse impotente con su cuerpo, había visto pasar a su madre lo mismo y no quería vivir esa vida, lo que sabía que tenía que cambiar.

Determinada a hábitos más saludables y ser mucho más fitla mujer pidió ayuda a su hija, Michelle MacDonald, quien desde hacía años le había suplicado que priorizara su salud.

Su retoño, una yogui, levantadora de pesas competitiva, chef profesional y propietaria del gimnasio Tulum Strength Club en México, no tardó en tenderle la mano para llevarla hacia sus propósitos.

“Dijo que estaba dispuesta a ayudarme a comenzar y dijo que debería unirme a su programa de ejercicios en línea para ayudarme a comenzar”, contó la abuela a la revista Shape.

Inmediatamente después, empezó una rutina de ejercicios que incluía caminar para hacer cardio, practicar yoga y levantar algunas pesas. Desde entonces, ha perdido más de 30 kilos.

Además, goza de una increíble salud lo que ya no necesita todos los medicamentos que tomaba.  supuesto, nada fue de la noche a la mañana. Tuvo que ser disciplinada y constante.

Así transformó su vida la abuela fitness que inspira en redes sociales

Al principio, su objetivo era ganar fuerza y resistencia en general. Como una mujer de 70 años fuera de forma, solo ejercitaba tanto como podía y sentía que era seguro.

Con el paso del tiempo, logró aumentar el tiempo que ejercitaba hasta pasar dos horas en el gimnasio cinco días a la semana para mantenerse saludable.

Según contó a la revista antes citada, una rutina firme la ayudó muchísimo. “Simplemente hago mi entrenamiento a primera hora de la mañana”, explicó.

“Entonces, lo general, todos los días alrededor de las 7 a. m., voy al gimnasio, luego tengo el resto del día para trabajar en otras cosas de mi horario”, comentó.

La rutina de entrenamiento de Joan MacDonald

Durante los últimos años, su régimen de entrenamiento ha cambiado. No obstante, sigue pasando un mínimo de cinco días en el gym. De estos días, dos los dedica enteramente al cardio.

Usualmente uso la bicicleta estacionaria o el remo”, compartió. Los otros días hace ejercicios de entrenamiento cardiovascular y de fuerza. A diario, se centra en diferentes grupos de músculos.

“Usando el programa de ejercicios de mi hija, generalmente hago una variedad de ejercicios para la parte superior del cuerpo, las piernas, los glúteos y los isquiotibiales”, apuntó.

“Todavía tengo problemas con los pesos más pesados, pero sé que no debo excederme. Conozco mis límites y hago lo que puedo hacer con comodidad, asegurándome de hacerlo bien”, agregó.

Asimismo, dijo: “Los entrenamientos siempre están cambiando, así que estoy trabajando cada músculo de mi cuerpo semanalmente”.

También cambió su dieta

Sin embargo, Joan sabía que si quería mejorar su salud de manera significativa no solo debía ejercitarse, también tenía que hacer varios ajustes a su dieta.

“Cuando comencé, probablemente estaba comiendo menos que ahora, pero estaba comiendo las cosas equivocadas”, explicó.

Ahora como más (cinco comidas pequeñas al día) y sigo perdiendo peso y sintiéndome mejor en general”, aseveró.

Cuando empezó este viaje que transformó su vida, su meta principal era bajar de peso lo antes posible. Ahora, según comentó a Shapelo hace para sentirse fuerte y vigorosa.

De hecho, gusta desafiarse a sí misma con algunos objetivos específicos en el gimnasio. “He estado trabajando para hacer dominadas sin ayuda”.

“De hecho, pude hacer algunas el otro día, pero me gustaría poder hacerlo como todos los jóvenes. Esa es mi meta”, reveló.

Su cambio físico la llevó también a querer cuidar su salud mental y la impulsó a perseguir nuevas metas en la vida, como aprender español, algo que ha estado haciendo en línea.

MacDonald aseguró que lograr un propósito se resume en dedicación y trabajo duro, pero reconoce que no habría podido transformarse sin la guía de su hija, a quien dijo admirar.

¡La edad no es más que un número!

Ahora, Joan no solo presume su figura fit en redes sociales como Instagram, en donde tiene más de un millón y medio de seguidores, además quiere guiar e inspirar a otros con su historia.

Abrió un sitio web y lanzó su propia aplicación, Train With Joan, para ayudar a personas de todas las edades a comenzar su viaje de acondicionamiento físico para ser más saludables.

  • otro lado, en su conversación con el medio antes mencionado, Joan aprovechó para enviar un mensaje a todas las mujeres mayores que quieren estar en forma como ella.

La abuelita fitness recordó que la edad no es más que un número. Además, no siempre es necesario que te “mimen” en medio de los entrenamientos solo ser de la tercera edad.

Somos fuertes y capaces de cambiar, pero a menudo se nos considera frágiles”, afirmó a la publicación. “Espero que más mujeres de mi edad acepten que las empujen y aprecien que alguien esté interesado en verte esforzarte más”.

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.