Esta plataforma convierte cualquier autobús diésel en uno eléctrico – Tecnología – Híbridos y Eléctricos


La compañía Kleanbus ha presentado las primeras imágenes y detalles de su nueva plataforma modular, diseñada para convertir cualquier autobús diésel en un autobús eléctrico sin emisiones de forma «rápida y rentable».

La idea de Kleanbus es reconvertir autobuses diésel actualmente en circulación en autobuses completamente eléctricos mediante una transformación relativamente sencilla y por un coste muy inferior a un autobús eléctrico nuevo.

Dice la compañía que esta solución es la más rápida y la más rentable para la transición de la flota de autobuses Reino Unido a las emisiones cero. Con alrededor de 35.000 autobuses diésel en circulación, el fundador de Kleanbus, Joe Tighe, dice que el país se enfrenta a «un gran reto para descarbonizar rápidamente este sector vital» del transporte y no está avanzando lo suficientemente rápido en este sentido.

kleanbus-plataforma-modular-autobuses-diesel-electricos_04
La plataforma permite reconvertir autobuses de uno o dos pisos

componentes de la cadena cinemática eléctrica (motores, baterías, inversores, etcétera) están fabricados por proveedores de primer nivel, sin entrar en más detalle. El software de gestión es desarrollo propio de Kleanbus. Dice la compañía británica que su plataforma es adaptable a distintos componentes para así aprovechar la variedad de baterías y motores disponibles en el mercado, en función de las necesidades cliente.

No se han anunciado los detalles a nivel técnico, a excepción de uno con la mirada puesta en la sostenibilidad. Kleanbus utilizará motores eléctricos sin imanes permanentes, que no necesitan tierras raras. Esto permite reducir, por un lado, la dependencia de materiales muy caros como el neodimio y el disprosio, y por otro el impacto medioambiental que supone obtener dichas tierras raras.

kleanbus-plataforma-modular-autobuses-diesel-electricos_03
Kleanbus se encarga de adaptar la nueva cadena cinemática a cada autobús y operador

En sus instalaciones al este de Inglaterra, Kleanbus recepciona los autobuses diésel, una revisión completa y retira el motor diésel y todos los accesorios asociados al motor. A continuación se realiza un escáner vano del autobús en cuestión y se crean los prototipos digitales con la nueva plataforma y los componentes del nuevo propulsor eléctrico. Una vez instalado, se llevan a cabo pruebas de calidad y la certificación final antes de entregarlo al cliente.

Dice Kleanbus que, una vez que se ha diseñado y probado el tren motriz eléctrico, se tarda de dos semanas en completar la reconversión de un autobús. La compañía puede convertir cualquier autobús, ya sea de uno o dos pisos (muy utilizados en Londres). El precio de la transformación es una quinta parte de un autobús eléctrico nuevo. A eso que añadir que los costes de explotación también muy inferiores, aproximadamente un tercio de los costes de un autobús diesel convencional. Kleanbus ofrece a los operadores de flotas alquilar la batería o comprarla junto al resto vehículo (o la reconversión).





Source link

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.