Experimento revela que los secadores de mano son el hogar de muchas bacterias.


Los secadores de manos son un dispositivo eléctrico que, lo general, se encuentra en baños de uso público, como las estaciones de servicio, las universidades o las oficinas. Estas pueden funcionar al presionar un botón de activación o a través de un sensor infrarrojo de movimiento que active su configuración automática. Pero ¿son estos artefactos realmente higiénicos? Es decir. ¿Son buena idea? No es la primera vez que muchas personas acusan a las secadoras de manos de ser un verdadero nidos de bacterias. Sin embargo, para dar fin a estas cuestiones, un hombre estadounidense que sube contenido realizó un experimento para su canal de Tik Tok. Dicha prueba se volvió viral luego al arrojar los resultados de su estudio, por lo que el Daily Mail decidió entrevistar al chico.

Después de haber visto el video y observar lo antihigiénicos que pueden llegar a ser las secadoras de manos, muchos de los usuarios de esta plataforma afirman que dejarán de utilizar estas máquinas para secar sus manos. El video ha acumulado más de 67.900 vistas, lo que muchas personas quieren saber cuál es la opción más rentable y, por lo tanto, que involucre menos gérmenes: sacudirse las manos o usar un secador de manos. Para averiguarlo, Dallin Lewis llevó a cabo un experimento con dos cajas de Petri y comprobó que en estas máquinas se pueden encontrar toda serie de microorganismos.

Experimento

Manchas amarillas, negras y blancas, hongos, gérmenes y bacterias en grandes cantidades. Esto es lo que descubrió Dallin Lewis, empleado de empresa de saneamiento, cuando utilizó los secadores de manos en varias partes de la ciudad: en aseos públicos, una gasolinera, un cine y en el aseo de una tienda. Los encendió sobre pequeños recipientes, denominados «placas de Petri», los cuales los científicos utilizan para cultivar colonias de bacterias. Luego de haber realizado el experimento, comenzaron a aparecer manchas amarillas, blancas y negras, después de 3 días de incubación.

Dallin Lewis, responsable del experimento, afirmó que se llevó gran sorpresa al realizar este estudio, ya que también había llevado a cabo el mismo tipo de prueba con bacterias que se encontraban en la superficie de un teléfono y en un surtidor de gasolina, y los resultados que había hallado, eran mucho menos preocupantes en comparación con los resultados obtenidos de los secadores de mano.

otra parte, de acuerdo con este experimento, advierte que los secadores de manos más sucios son los que se encuentran en los aseos públicos, ya que los lavados públicos pueden contener un gran número de agentes externos inmunes a los medicamentos, además de que muchos expertos también han demostrado que los baños están llenos de amplia variedad de microorganismos, muchos de los cuales provienen de la orina, la piel, las heces y de algunas partes del cuerpo de otras personas.

A pesar de que no se tenga claridad qué tipos de bacterias se puedan hallar en los secadores de manos, lo que sí se sabe estudios anteriores es que las máquinas pueden propagar los microorganismos que contienen cuando las personas las utilizan. Sin embargo, esto no quiere decir que no se deba hacer el respectivo lavado de mano, puesto que este acto es esencial, al igual que secarlas, pero hay muchas otras formas de no las manos mojadas.



Fuente AU

Native Ads
Native Ads