Bajan casos de viruela símica en EEUU; crece disparidad

La Casa Blanca expresó el miércoles su optimismo por un declive en los casos de viruela símica en y un en la tasa de vacunación contra el virus, a pesar de que se han agudizado las disparidades raciales en los casos reportados.

Mientras prometía incrementar el suministro de vacunas en los festivales del Orgullo LGBTQ en todo el país en las próximas semanas, el doctor Demetre Daskalakis, coordinador adjunto de la respuesta nacional de la Casa Blanca a la viruela símica, aseguró que ya se han administrado más de 460.000 dosis.

“Nuestro objetivo es controlar este brote en Estados Unidos”, dijo Daskalakis. “Estamos viendo un avance sólido, aplicando vacunas. Ahora que el suministro ya no representa tanto un problema, necesitamos asegurarnos de que la demanda se mantenga”.

tiene la mayor cantidad de infecciones a nivel mundial, con 21.774 casos reportados hasta el miércoles, de los cuales el 98% son en hombres, y el 93% de ellos dijo que tuvo contactos sexuales recientes con otros hombres.

El virus, que causar sarpullido, fiebre, dolor corporal y escalofríos, se propaga a través del contacto cercano piel a piel y la exposición prolongada a las gotículas respiratorias. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus iniciales en inglés) han recomendado que cualquier hombre o persona transgénero que haya tenido múltiples compañeros sexuales sopese la opción de vacunarse.

El número de infecciones está disminuyendo de alcanzar un pico de 870 casos en un solo día el 22 de agosto. Pero el declive ha revelado profundas divisiones raciales.

Mientras los casos entre hombres blancos han descendido en las últimas semanas, las personas negras conforman un creciente porcentaje de las infecciones, casi el 38% durante la última semana de agosto, según los datos disponibles más recientes. En las primeras semanas del brote, las personas de raza negra representaban de una cuarta parte de los casos reportados.

El número de latinos infectados también es desproporcionadamente elevado, con casi una tercera parte de los contagios en las últimas semanas.

Esta tendencia significa que los mensajes de salud pública y las vacunas no llegando de manera efectiva a esas comunidades, dijo el doctor Amesh Adalja, académico del Centro Johns Hopkins para la Seguridad Sanitaria.

“Eso nos indica que debe haber una recalibración significativa en las intervenciones”, señaló Adalja. “No tienen el impacto que deberían”.

 



Fuente LD

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.