Recuerdos de la reina Elizabeth ii

Era un bello un 27 de junio del 2019. Los carruajes reales nos recogieron en la residencia dominicana cercana al Hyde Park. Estos nos condujeron al palacio de Buckingham, donde nos recibiría la reina Elizabeth II.

Atravesamos los bellos jardines de Hyde Park hasta llegar a Constitution Hill y a los enormes portones del palacio de Buckingham.

En esos momentos cientos de turistas se aglomeraban para ver el Cambio de Guardia. Estos nos saludaban y Laura a ellos. Yo estaba pensativo lo que le diría a la Reina.

En las escarlatinas nos recibió el Marshal del Cuerpo Diplomático del Reino Unido, quien nos condujo al imponente salón donde Elizabeth II nos recibió.

Después de los saludos de rigor y entregarle mis credenciales, le dije que ese sombrero de copa perteneció al Dr. Temístocles Messina, abuelo de Laura, quien representó a nuestro país en su coronación en junio del 1953.

La reina sonrió, miró a Laura y nos contó la historia de cómo fue ese día. Lluvioso y frío.

Habían sufrido mucho con la Segunda Guerra Mundial y las condiciones económicas de su pueblo no todavía buenas. Indicó que para la coronación su pueblo, en lugar de sombrillas, usaban para protegerse de la lluvia los periódicos.

Laura le contó que su abuelo le había descrito lo que ese sirvieron en el palacio. Ella nos dijo que tenía un compromiso moral con su pueblo. “Nunca he dejado de sentir la enorme responsabilidad que el destino me había deparado”.

La conversación fluyó y pudimos estar con la Reina más tiempo de lo previsto. Ayer, ella falleció. Fui el último embajador dominicano que le presentó credenciales presencialmente. Su reinado ha sido testigo de acontecimientos a nivel mundial. Elizabeth II recibió un imperio en desintegración, pero logró la unidad de su nación.

Elizabeth II, deseamos que su alma descanse en paz.

¡God Save the Queen!



Fuente LD

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.