A prueba el potencial de la pila de combustible de hidrógeno en furgonetas – Actualidad – Híbridos y Eléctricos



Bosch ha comenzado pruebas en carretera con dos furgonetas de pila de combustible de hidrógeno, con el objetivo de recoger datos detallados el posterior desarrollo de este sistema de propulsión alternativa.

El miembro del consejo de administración de Bosch y presidente del área de Mobility Solutions, Markus Heyn, ha destacado el potencial de la pila de combustible, indicando que esta tecnología permite “amplias autonomías y tiempos de repostaje cortos, lo que hace que trayectos largos sean más económicos”.

“Con ambas furgonetas estamos ampliando nuestra comprensión del sistema y demostrando que la pila de combustible también puede ser una solución adecuada vehículos comerciales ligeros”, ha comentado Heyn.

Bosch se ha aliado en este proyecto con ABT eLine, que ha diseñado y transformado los vehículos junto con Bosch Engineering. Las furgonetas se probar en una pista de pruebas de la IAA Transportation de Hannover (Alemania).

Principales componentes utilizados de bosch

Los desarrolladores han podido utilizar componentes de Bosch en casi todo el sistema de la pila de combustible. Así, se utiliza un kit de pila de combustible formado por el stack, el módulo de alimentación de ánodo que incluye el inyector de gas hidrógeno y el ventilador de recirculación, la unidad de control electrónico, el compresor de aire eléctrico, los componentes el sistema de almacenamiento del hidrógeno y un gran número de sensores.

La base técnica de ambos vehículos son furgonetas disponibles en el mercado que funcionan únicamente con energía eléctrica. Las baterías, incluidos los periféricos, han sido reemplazadas por la pila de combustible, cinco tanques de almacenamiento un total de más de 10 kilogramos de hidrógeno y una batería de iones de litio más pequeña.

ABT eLine ha adaptado el sistema de refrigeración, el de control del vehículo y el sistema eléctrico. De su lado, Bosch ha diseñado el sistema de pila de combustible, lo ha integrado en el vehículo junto con el sistema de almacenamiento de hidrógeno y ha desarrollado el sistema de control asociado. Después de las pruebas técnicas requeridas, los vehículos han obtenido la aprobación oficial uso en carretera.

Hasta el momento, se sabe que los vehículos conducirse hasta 540 kilómetros y se repostan por completo en seis minutos. Es por ello que Bosch cree que, en el futuro, la pila de combustible puede ser los gestores de flotas un buen complemento a la propulsión eléctrica basada en batería.





Source link

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.