Militarizan playa de Sosúa para desarrabalizarla

Fue militarizada la playa de Sosúa en medio del conflicto que mantienen los vendedores que operan en la zona, debido a la iniciativa del Ministerio de Turismo que busca construir una plaza para reubicarlos.

Los vendedores atribuyeron la acción al interés de sacarlos y privatizar la playa y a que habían sido convocados a una reunión el lunes a la que no les fue posible acudir.

El Ministerio de Turismo insiste en que la playa no será privatizada y que se busca desarrabalizarla, embellecerla y garantizar que los visitantes puedan tener un ambiente en la zona.

Los representantes de los vendedores del balneario reclaman que se construya una plaza en la playa que hoy ocupan además de la propuesta de Turismo de hacerla en su solar contiguo cedido por la familia Pastoriza.

Otro de los reclamos es que se les otorgue un espacio de 150 metros en lugar de los 100 metros que propone la comisión de Turismo.

La iniciativa de organizar y desarrabalizar la playa ha recibido el respaldo del empresariado de Sosúa, la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Sosúa y Cabarete, así como del alcalde Wilfredo Olivence (Willy El Chamo).

El 22 de junio, en un acto encabezado por el presidente Luis Abinader y el ministro David Collado, se anunció el inicio de los trabajos luego de que se llegara a un acuerdo tentativo los representantes de los dueños de casetas.

Sin embargo, desde entonces, las negociaciones se han estancado.

Sectores locales han cuestionado que las negativas las lleve el diputado Aníbal Díaz, de Santo Domingo y que no se hayan integrado a los diputados locales, que conocen la situación y pudieran lograr un ambiente para la solución de la problemática.

La situación de arrabalización de la playa junto a la prostitución que pulula en las calles de este municipio son considerados los problemas para relanzar el turismo local. El gobierno anunció en junio una inversión de RD$600 millones para las obras que necesita Sosúa.

Conflicto

Sin acuerdo.

Miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), la Policía Nacional y la Policía de Turismo intervinieron las instalaciones de la playa en el municipio de Sosúa, luego de que el gobierno y los vendedores no llegaran a un acuerdo la dimensión de las tres plazas que se construirán en el lugar

Temor.

Los vendedores temen que como se ha hecho desde “Casa Marina hasta Cabarete, donde privatizaron las playas”.



Fuente LD

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.