El proteccionismo de Joe Biden hace recular a Tesla con su fábrica de baterías europea – Actualidad – Híbridos y Eléctricos



Tesla ha detenido sus planes de levantar en Alemania una fábrica de baterías. Estaba previsto una fábrica de baterías anexa a la factoría donde se ensamblan los coches eléctricos de la compañía (de momento, solamente el Model Y). Tesla ha reculado y el motivo no es otro que la política estadounidense.

Tesla ha detenido sus planes de fabricar celdas de baterías en Alemania para poder optar a los incentivos fiscales para la fabricación de vehículos eléctricos y baterías en , según informa el Wall Street Journal citando fuentes cercanas a la materia.

Tesla había planeado una planta de baterías junto a la planta de ensamblaje de coches en Grünheide, a las afueras de Berlín. Allí tenía previsto producir unos 50 GWh de baterías al año, o dicho de otra manera: baterías para más de 650.000 de sus coches eléctricos anualmente. Pero ahora ha habido un cambio de planes radical debido a la política  ejecutivo de Joe Biden.

El mes pasado se promulgó la Ley de Reducción de la Inflación (IRA, por sus siglas en inglés) de la administración Biden, en la que se incluyen los incentivos para fomentar el vehículo eléctrico; no sólo la compra sino también la producción nacional. Los clientes pueden recibir hasta 7.500 dólares de ayuda para la compra de un coche eléctrico, y a los fabricantes se les ofrece un crédito fiscal de 35 dólares por kilovatio hora de celdas de batería que se fabriquen en Estados Unidos. 

Para que los clientes puedan tener la rebaja de 7.500 dólares, el coche eléctrico en cuestión debe cumplir varios requisitos, entre ellos uno muy delicado: el coche debe estar fabricado en Estados Unidos. Los coches eléctricos hechos en Asia y Europa quedan excluidos de las ayudas.

La política proteccionista va incluso más allá, pues a de 2023 los vehículos eléctricos que tengan componentes chinos no podrán optar a ninguna subvención. La exención incluye las baterías, unos componentes fundamentales que actualmente se fabrican mayoritariamente en China. El gigante asiático es el mayor productor de baterías mundo: los seis mayores fabricantes chinos acaparan el 56,5% de la producción mundial de baterías para coches eléctricos. Incluyendo también la producción de compañías surcoreanas y japonesas, en Asia se fabrican el 85% de todas las baterías a mundial. apenas alcanza el 9%, una situación que quieren revertir por su importancia económica y geopolítica en las próximas décadas.

Con esta situación, Tesla quiere aprovechar los incentivos fiscales que se ofrecerán a los fabricantes para producir las celdas en Estados Unidos, lo que llevaría a descartar la fábrica europea. Tesla estaría considerando ahora enviar a el equipamiento destinado a la producción de baterías en Grünheide que ya tenía comprado, según el Wall Street Journal. Además, el fabricante norteamericano tiene previsto fabricar baterías en Texas, junto a su más reciente fábrica de vehículos, y también ha solicitado permisos para fabricar baterías en Fremont, su fábrica más veterana.

El Ministerio de Economía alemán había estimado anteriormente que Tesla invertiría alrededor de 5.000 millones de euros en la planta de baterías. Sin embargo, el fabricante estadounidense retiró una solicitud a la Unión Europea que ofrecía incentivos a las empresas que invirtieran en suelo europeo para reducir las importaciones de baterías de China.

Tesla no ha hecho comentarios sobre la información publicada por Wall Street Journal. El ministro de Economía alemán, Robert Habeck, dijo el jueves que no tenía información sobre ningún cambio en los planes de Tesla en Alemania.





Source link

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.