Antes de ser neutralizado por la Policía Nacional, Daniel Román Guerrero, alias El Ebanista, le quitó la vida a tres hombres.

de ser neutralizado  un equipo especializado de la Policía Nacional, Daniel Román Guerrero, alias El Ebanista, le quitó la vida a tres hombres. Fue la antesala de largas horas de tensión en La Romana, en que el pistolero de atrincheró dentro de su taller de nombre Rosa.

El Callejón Guaymate, del sector Villa Pereyra, parecía el set de una dantesca película de acción. Una multitud de personas se concentró -irresponsablemente- en la esquina aledaña al taller presenciar «la última talla» de El Ebanista. Agentes policiales solicitaban al verdugo entregarse a través de megáfonos. Entraban de pie y salían heridos.

Aneudy alias Motoconcho, Gamaliel Mota, el oficial de la PN Moisés Hernández fueron víctimas fatales de su obra final.

Además, el pistolero hirió siete agentes policiales, uno de de gravedad, quien fue traslado de emergencia desde el Hospital Central Romana hacía un centro de salud en Santo Domingo.

Román Guerrero (a) Daniel o El Ebanista, tenía 50 años de edad. Al atacante lo tenían en el sector como una persona trabajadora y de perfil bajo. Pero algunos le oyeron hablar de una «masacre colectiva» los robos constantes de equipos en su taller de ebanistería.

Testigos en el lugar relataban que, una horas de su atrincheramiento, a El Ebanista se le había visto tranquilo. Como siempre era, de carácter afable y bonachón. Nadie imaginaba que en un mente estaba tallando un final de proporciones inesperadas.

Versiones no confirmadas autoridades indican, que el detonante de la tragedia habría sido un robó que supuestamente le habrían realizado los hoy fallecidos al pistolero.

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.