8 tipos de personas propensas a padecer enfermedades asociadas a una deficiencia de vitamina D


La carencia de vitamina D está relacionada con muchos problemas de salud, por ejemplo, la aparición de enfermedades como el Alzheimer, la diabetes, la osteoporosis y enfermedades cardíacas. De hecho, está vitamina no se encuentra en muchos alimentos y una buena manera de adquirirla es a de la exposición a los rayos del sol.

La mejor forma de comprobar si se está pasando por una deficiencia de vitamina D es mediante la realización de exámenes sanguíneos. A pesar de que puede ser una situación algo desagradable, esta lista te ayudará a  determinar si haces parte parte de alguno de los siguientes grupos de riesgo:

Adultos mayores de 55 años

Al pasar los años, muchas personas se vuelven sedentarias y pasan menos tiempo a la luz del sol. un estudio realizado recientemente por investigadores canadienses, la piel envejecida no puede sintetizar la vitamina D con la misma efectividad.

Empleados

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, es muy común que personas que trabajan tengan pocas horas de exposición a la luz solar, por lo tanto, es normal que sufran de una deficiencia de vitamina D.

Personas de piel oscura

Un experto de la Academia Nacional de Ciencias, Medicina e Ingeniería de EE. UU. explica que personas de piel oscura tienen más melanina en la epidermis, la capa más externa de la piel, lo cual dificulta la absorción de la vitamina D y los rayos del sol.

Veganos y vegetarianos

La mayoría de los alimentos que contienen vitamina D son de origen animal, por lo que personas que no consumen carne o alimentos de origen animal tienden a tener problemas debido a la ausencia de esta vitamina. Por eso, los veganos y los vegetarianos deben encontrar alternativas para obtener la vitamina D suficiente cada día, algunas alternativas son la leche de soja y el tofu.

Personas con sobrepeso

Cuando el cuerpo posee un exceso de grasa corporal, la circulación de la vitamina D se dificulta. Esto no quiere decir que haya una carencia, pero lo mejor será acudir con un médico para tratar esta situación.

Consumidores de ciertos medicamentos

Los corticosteroides, los medicamentos para adelgazar y los fármacos para reducir el pueden impedir el metabolismo de la vitamina D. Si consumes alguno de estos medicamentos consulta con tu médico para conocer la mejor forma de contrarrestar sus efectos secundarios.

Personas que padecen depresión

De acuerdo con una investigación publicada en el British Journal of Psychiatry, personas con niveles bajos de vitamina D son propensas a ser diagnosticadas con depresión. A pesar de que los investigadores no están muy seguros de las razones, una de las hipótesis es que la vitamina D puede alterar las hormonas y las áreas del cerebro que influyen y regulan el estado de ánimo.

Personas que sufren de dolores de cabeza severos

Si sufres de dolores de cabeza frecuentes, una de posibles causas es la deficiencia de vitamina D. Aunque la relación entre los dolores de cabeza y la vitamina D no puede establecerse con absoluta certeza, los investigadores creen que ayuda a combatir la inflamación que provoca las migrañas.

Pero ¿Qué se debe hacer si se tiene una carencia de vitamina D?

Lo primero que debes hacer es cambiar tu alimentación y consumir suplementos de vitamina D. Para esto, consulta con un médico para que pueda recomendarte el mejor alimento y dosis adecuadas para tu caso, teniendo en cuenta los resultados de los análisis de sangre.



Fuente AU

Native Ads
Native Ads