Se recrudece crisis social y la inseguridad en Haití

República Dominicana cerró ayer su embajada y consulados en Haití, además de retirar su personal civil por razones de seguridad, debido a las protestas en el país por la carestía de la y la decisión del gobierno de suspender los subsidios a los combustibles.

Las principales ciudades de Haití están paralizadas por las masivas protestas en la empobrecida nación, sumida también en una creciente violencia por la acción de las pandillas.

La sede diplomática dominicana  dispuso su cierre al público hasta nuevo aviso por la inseguridad en la vecina nación, sumándose a Francia, España, y Canadá, que habían adoptado decisiones similares en la víspera.

Pese al cierre y la evacuación del personal civil, la legación precisó que sus líneas telefónicas y redes sociales permanecerán brindando orientación.

En caso de emergencia, la Embajada puso a disposición de los dominicanos residentes en Haití el número telefónico +509 2813-0887 o al correo electrónico [email protected]

La embajada dominicana también recomendó a los criollos en Haití “guardar prudencia, limitar sus desplazamientos y tener consigo, en la medida de lo posible, provisiones de primera necesidad” como alimentos no perecederos y medicinas.

El domingo pasado, alegando que el Estado carecía de fondos para continuar con los subsidios, el primer ministro haitiano Ariel Henry, anunció un alza en los precios de la gasolina y otros combustibles.

A raíz de la decisión, las movilizaciones se intensificaron desde el pasado miércoles, con carreteras bloqueadas, transporte público detenido y negocios cerrados ante posibles de manifestantes.

Cierran bancos

Ayer en horas de la mañana, la Asociación Profesional de Bancos (APB) anunció el cierre total  de las operaciones de los bancos comerciales en todo el país, debido a los disturbios que afectaron a varias de sus sucursales.

Del total de instituciones bancarias existentes en Haití, ocho de estas son comerciales, y las más son el  Banque de la République d Haiti (Banco Central), Banque de Union Haitienne, Banque Nationale de Crédit Haiti, Capital Bank Haiti, Citibank Haiti, Sogebank Haiti y Unibank Haiti.  Los bancos comerciales, según una nota difundida por el gremio que los agrupa, explican que se vieron obligados a cerrar sus puertas para garantizar la seguridad de clientes y empleados.

Expresaron su esperanza de que en Haití “se vuelva a la calma para que los bancos puedan seguir atendiendo a los clientes”.

Atacan televisora estatal

La Televisión Nacional de Haití (TNH) también fue blanco ayer de un atentado perpetrado por grupos violentos que protestaban contra las medidas de aumento de los precios de los combustibles dispuestas por el Gobierno. Los manifestantes atacaron en masa las instalaciones de la TNH y prendieron fuego a tres vehículos estacionados allí.

Ante el aumento de la tensión en el área metropolitana y alrededores, la Dirección de la Policía Nacional anunció la suspensión, hasta nuevo aviso, de los permisos para portar armas.

Saqueos.

Vídeos de aficionados  colgados en redes sociales muestran escenas de saqueo del complejo 18, en Juvénat, Pétion-ville. 

Cerradas.

En el área metropolitana de Port-au-Prince, grandes empresas estuvieron cerradas al público, mientras exhortaron a clientes y empleados a permanecer en sus casas.

Sede Cáritas.

Este jueves también se registraron graves disturbios en Gonaïves: las oficinas de la ONG Cáritas fueron saqueadas y los manifestantes, tras un primer intento fallido la víspera, consiguieron hoy llevarse todo lo que encontraron a su paso en las instalaciones del Programa Mundial de Alimentos (PMA).



Fuente LD

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.