Denuncian detención de tercer miembro de una familia opositora en Nicaragua

El Colectivo de Derechos Humanos Nunca denunció este viernes la detención de un tercer miembro de familia opositora en últimos días.

El detenido fue identificado como Félix Roiz, esposo de Ana Carolina Álvarez Horvilleur, hija del exiliado opositor Javier Alberto Álvarez Zamora, y yerno de Jeannine Horvilleur Cuadra, quienes fueron detenidos esta semana por la Policía Nacional, indicó ese Colectivo en declaración.

Las dos mujeres, madre e hija, son ciudadanas de doble nacionalidad nicaragüense y francesa, fueron arrestadas presuntamente de forma ilegal la noche del martes pasado por la Policía Nacional mientras buscaba a Javier Alberto Álvarez Zamora, esposo de y padre de la otra.

En el caso de Roiz, ingeniero de profesión, fue detenido hoy por agentes policiales, según la denuncia del Colectivo de Derechos Humanos Nunca Más.

El Colectivo no mencionó las razones por las que Álvarez Zamora, quien huyó al exilio y solicitó protección internacional, era buscado por la Policía de Nicaragua, pero asoció el caso a la crisis sociopolítica que vive el país desde las manifestaciones antigubernamentales de 2018.

Ese organismo, integrado en su mayoría por activistas y defensores que se encuentran exiliados en Costa Rica, aseguraron que las dos mujeres se encuentran recluidas en la cárcel policial “El Chipote”, oficialmente conocida como la Dirección de Auxilio Judicial, y no precisaron el caso del hombre.

“Exigimos la libertad de Jeannine Horvilleur Cuadra, Ana Carolina Álvarez Horvilleur, Félix Roiz y las de 200 personas presas políticas en Nicaragua”, demandó el Colectivo.

En esa prisión se encuentran recluidos dirigentes opositores, estudiantiles, campesinos, empresarios, periodistas y profesionales independientes, incluyendo a siete disidentes que aspiraban a competir por la Presidencia en las elecciones generales de noviembre del año pasado.

Los opositores, detenidos entre mayo y noviembre de 2021, fueron condenados a penas de entre 7 y 13 años de cárcel por delitos considerados como “traición a la patria” o lavado de dinero.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, los ha tildado de “traidores a la patria”, “criminales” e “hijos de perra de los imperialistas yanquis”.

atraviesa crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del pasado 7 de noviembre, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.



Fuente LD

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.